Página declarada de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires por Resolución Nº 374/07 del 15/11/2007
Adherida a la Federación Argentina de Instituciones Folklóricas F.A.I.F.


FILOSOFÍA E HISTORIA DEL FOLKLORE DEL FOLKLORE

PRESENTACIÓN

Nos hemos propuesto profundizar en la Ciencia del Folklore, y todo aquello que bien se pueda llamar nativo-nacional, dedicando esta parte con exclusividad.  

Así es que como introducción a la presente página, podemos decir que es muy común creer que  se es capaz de saber de todo un poco, y más si se tienen estudios superiores, y no siempre es tan así; ser un excelente profesional en  alguna especialidad, puede ser,  pero el hombre no solo tiene conocimientos, sino  que debe tener un nivel de cultura general filosófica e histórica aceptable, que es lo que lo integra socialmente, y para ello hay  otro camino que recorrer.   Reconocer que sin un nivel cultural aceptable, no se está completo y menos  creer que lo que supone que puede hablar sin estudiar, le da una cultura general. En este caso, hablaremos de la Ciencia del Folklore, ciencia que se cree que es para escenarios, sin advertir que es una ciencia que nada tiene que ver con un revolear de pañuelos y saltos de equilibristas; no, estimados amigos, eso solo demuestra una falta de cultura. Nadie está obligado a saber, pero si está obligado a no hablar sonseras.  Nadie puede negar que cada quien es un brillante profesional en la especialidad que escogió como vocación, pero eso es conocimiento al cual se ha dedicado con ahínco, pero debemos reconocer que   por creer tener un título ya se sabe de todo, o despreciar lo que considera  que es lo que no se es, y esa actitud lleva directamente a la soberbia.

Pero no somos solo el común de la gente la que cree en esto equivocado, además de no importarle estudiar, sino la diversión en sí,  impide que el desconocimiento los valores nacionalistas, lo ancestral, la Patris (el lugar de los padres) se haga relativo o intrascendente, cuestión que podemos ver tangiblemente. Y para quienes se dejan llevar por los medios de comunicación y no por el estudio temático de veras,  el tema del Folklore se ve distorsionado por la ignorancia proclamada por muchos medios de comunicación, seudos comunicadores sociales, o simplemente porque se les ocurre a quienes dicen saber de Folklore. Por ejemplo, esos seudos “enseñadores” quienes creen que Folklore es brincar, saltar y echar humo, resaltando ya la ignorancia del que cree que sabe, de hecho ya partimos de una premisa falsa, y que traslada a sus alumnos que ya nacen con creencias falsas.

Es por ello que hemos  creído interesante abrir un campo de participación,  no solo para dar conclusiones de que es en rigor la Ciencia del Folklore, sino que para quienes les interese participar, pueden elaborar sus opiniones, pero en absoluto  con ánimo de discusiones sino de sacar conclusiones o sea dando su pensamiento en ningún momento de rechazo a la idea de nadie. Solo se trata de emitir juicios pero con cierto valor de investigación.

Como cualquier ciencia se debe tener en cuenta que el Folklore, parte de una concepción filosófica, apoyada por otras auxiliares que hacen a un conjunto de estudios, investigaciones y saberes para tratar de entender esta ciencia que ha de ser la primordial en este tema:  la Antropología.

Y es aquí donde entra a tallar en primer lugar la madre de las ciencias: la Filosofía base del conocimiento a través de la lógica y la adquisición del conocimiento, como una reflexión metódica que refleja la articulación del conocimiento  con los límites de la existencia. De ahí que los Filósofos tienen dentro de su campo del pensamiento,  lo inescrutable de la Antropología,  para saber qué tanto se puede ir para atrás en el tiempo a fin de descubrir su influencia en el presente. Pero, ¿se sabe lo  pretérito del Folklore?, no, en absoluto, no hay comprobaciones que de que se conozcan sus verdaderos orígenes.

Conocer no es saber, y es por ello que las ciencias influenciadas por  la la Filosofía no solo es intrínseco a la condición humana, sino que es la ciencia que permite pensar por la razón pura,  pero claro, hay que tener interés, voluntad de saber,  y si no se lo tiene porque no se está obligado a saber, no hablar por hablar (como dicen por ahí) ni hacer cosas diciendo que es lo que no es.

Aceptar  lo  que se dice porque es menos trabajo que estudiar,   no es una actitud  correcta,  es estar completamente equivocado, soberbio o ignorante.  Es  imprudencia del conocimiento, de ahí las aberraciones que se cometen  en nombre del Folklore. Así como la Filosofía sería el “análisis racional del sentido de la existencia humana”, tanto individual como colectivo, fundado en la comprensión del ser, así como el estudio y la investigación sería la base para saber de lo que le interesa a cada quien, en este caso el Folklore. Lo peor y anticultural, es enseñar o conformarse con lo que uno cree que sabe, y más aún cuando uno enseña lo que cree que es lo que es.

Creer que se puede razonar sin sentido, es una  indolencia de la inteligencia.  El Folklore es una ciencia, pero una ciencia oscura, porque no se consigue conocer su procedencia tan antigua como la humanidad, ni siquiera aplicando  métodos científicos; se pueden deducir generalidades, pero no particularidades  por la razón pura;  así se puede argüirse determinados conocimientos del Folklore, pero sin adjudicarle seguridad a sus significados, salvo muy pocas excepciones.

Hecha esta introducción, podemos afirmar que el Folklore es una ciencia anterior al mismo “Folklore”, cuestión que iremos viendo a través de ensayos, artículos y consideraciones realizadas por estudiosos de la Filosofía, la Antropología y la Historia, y de ciencias anexas.

No es muy filosófico argüir tonterías, pero se acepta que cada quien hace lo que se le viene en gana siempre que no afecte a otro, y el llamado Folklore visto en la actualidad, es un síntoma perverso porque hace en forma directa daño a la cultura y nacionalismo popular, como dijimos, al sentido de Patria.

Por ello,  es fundamental conocer que el Folklore en sí, y entendido como debe ser, significa la investigación o estudio de los vestigios de las creencias, el arte primitivo, la narrativa y las costumbres y transmitido por la tradición, de generación en generación y siempre desde un primer momento de forma oral, de los ambientes desconocidos del pasado incógnito, y que no comienza con Thoms.

Pero todo está sostenido en el sentido histórico de la humanidad, que tiene como objeto de estudio el pasado de la  misma   implicando el abocamiento de las ciencias sociales, sin medir el tiempo pretérito. 

Más allá de las acepciones propias de la Historia,  su lenguaje usual es la narración de cualquier suceso, incluso de sucesos imaginarios y de leyendas o que sea –incluso- propósito  de engaño.  La Historia es averiguar los hechos y procesos que ocurrieron y se desarrollaron en el pasado e interpretarlos ateniéndose a criterios de objetividad; aunque la posibilidad de cumplimiento de tales propósitos y el grado en que sean posibles son en sí mismos objetos de debate. (Si esto dicho no es la definición que se adjudica Thoms, sería extraño)


La Historia consiste en una serie de hechos que pudieron suceder o no según quien lo investigó, o quien tiene intereses por alguien o algo, pero, hete aquí, que primero estudio e investigó antes de hablar, cosa que no ocurre con el Folklore: cualquier sonsera es Folklore, y no es así.  Porque en su conocimiento y  para poder promoverlo se debe saber no solo si pasó, sino cómo pasó y qué se quiso decir o cómo se hizo.  En cambio, la aceptación generalizada, es que tenemos cierta mentalidad binaria  porque  asumimos la costumbre de dividir “me gusta o no me gusta”, por lo tanto, “es cierto o no es cierto”; y eso es falsificar la razón.

Esperamos que a los estudiosos y lectores curiosos, les resulte de interés, esta página,   que intentará  “explicar”  los diferentes aspectos y contenidos supuestos filosóficos del Folklore, y con gusto aceptará colaboraciones, en la medida que no sean para discusión, sino para que otros lectores mediten sobre ello.

 

CUADRO DE FILOSOFÍA DEL FOLKLORE


Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita del autor y del sitio

 


  Telefax: (54-11)4308-4290 (54-15)6337-1959-
  email:
   consultas@folkloretradiciones.com.ar